La construcción del Observatorio de Albanyà

La construcción del Observatorio de Albanyà se inició en abril de 2017, después de meses de diseño y planificación.

Primera fase: se lleva a cabo la construcción de la cúpula que mide cuatro metros y está totalmente automatizada. A continuación, se monta todo el equipamiento interior como el telescopio. Para hacer realidad este avanzado observatorio, se han utilizado materiales y equipamientos de todo el mundo: Alemania, Canadá, España, los Estados Unidos de América, Italia, Polonia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, República Popular de la China y Suecia.

Algunos de los filtros y componentes han sido construidos por empresas que colaboran regularmente con la NASA en el diseño y mantenimiento de sus telescopios, entre los cuales, el Telescopio Espacial Hubble. Esta primera fase de construcción del Observatorio Astronómico Albanyà finaliza con su inauguración, el mes de julio de 2017.

 

 

Segunda fase: se construyen unes gradas calefactadas y domóticas con capacidad para 150 personas con el fin de que los asistentes disfruten de los bautizos astronómicos en cualquier época del año. También se instala un juego de luces para potenciar la presentación de cada bautizo, una iluminación muy tenue que señala el camino hacia el Observatorio Astronómico Albanyà.

Esta segunda fase ha terminado en abril de 2018. Todas las luces menos las de color naranja y rojo se apagan antes de la llegada de la noche astronòmica para proteger el cielo nocturno.

Una de las novedades más curiosas es la banda sonora que Pep Sala ha compuesto especialmente para que el espectáculo astronómico despierte un sinfín de sensaciones.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para su uso. Política de cookies aquí.

Acepto
Top